Petición a TODOS los gobiernos POR un salario digno para madres y otras/os cuidadoras/es

  Petición a TODOS los gobiernos

POR un salario digno para madres y otras/os cuidadoras/es

El cuidado de los demás es la base de toda sociedad. Sin embargo, este trabajo realizado principalmente por las mujeres está subvalorado y subfinanciado.

Exigimos que:

1.  Todo/a trabajador/a reciba un salario digno, incluyendo a madres y otras/os cuidadoras/es.

2. Los presupuestos nacionales e internacionales redirijan apoyos financieros y recursos hacia las madres y otras/os cuidadoras/es.

Sign here

·      Todo/a trabajador/a tiene derecho a un salario digno. Las mujeres realizan 2/3 del trabajo en el mundo –en el hogar, en el campo y en la comunidad– pero la mayor parte de este trabajo no es asalariado.

·      Las mujeres son las principales cuidadoras en todas las partes del mundo, y luchan por la sobrevivencia y el bienestar de los niños y los enfermos, discapacitados y ancianos, tanto dentro como fuera de sus hogares, así en la paz como en la guerra. Las mujeres producen la mayor parte de los alimentos del mundo.

·      La mayoría de las cuidadoras/es, partiendo por las madres, no reciben salario y no son consideradas trabajadoras/es.

·      Muchas cuidadoras son discapacitadas, muchas son niñas/os que cuidan a otros más pequeños o a sus padres discapacitados, muchas son abuelas/os que dejan su jubilación para cuidar de los hijos de sus hijos.

·      Cuidar es un trabajo exigente pero las habilidades requeridas para su desempeño son devaluadas incluso en el marcado del trabajo. El trabajo doméstico, el cuidado en hogares, el cuidado de niños e incluso el de enfermería están mal pagados.

·      Valorizar el trabajo de cuidado ayudaría a cerrar la brecha de ingresos entre mujeres y hombres. Además, llevaría a que más hombres realicen este trabajo.

·      El trabajo de cuidado no asalariado atrapa a las mujeres en relaciones violentas.

·      Muchas madres realizan varios trabajos a la vez y deben ajustar su tiempo con sus hijos alrededor de sus horarios de trabajo. Esto es agotador y estresante para todos.

·      Cuando las madres son empobrecidas y sobrecargadas, los niños sufren: hambre, enfermedad, violencia y explotación.

·      Las madres que vuelven a otros trabajos rápidamente después de dar a luz tienen menos posibilidades de amamantar.

·      Trabajadoras/es que toman tiempo de otro trabajo para cuidar a niños u otros seres queridos, pierden salarios, posibilidades de ascenso y futuras pensiones.

·      Desvalorizar el trabajo de cuidado desvaloriza a las personas, a las relaciones humanas y a la vida misma.

·      Invertir en cuidadoras/es reorienta las políticas económicas y sociales hacia la supervivencia, la salud y el bienestar para todos los individuos y el planeta que nos sustenta a todos.

Huelga Mundial de Mujeres y Mujeres de Color en la HMM

Tags: